LA LA LAND (LA CIUDAD DE LAS ESTRELLAS)

12 enero 2017


¡Hola a todos desde Seattle! ¿Cómo estáis? Hoy os traigo la reseña de una película que tenía muchas ganas de ver, La la land. Aquí en Estados Unidos se estrenó en diciembre, pero a España llegará el viernes (13 de enero). Es un musical romántico-dramático, dirigido por Damien Chazelle, que sigue la historia de una actriz y un pianista frustrados por la dificultad de cumplir sus sueños en la ciudad de Los Angeles. Sin embargo, sus vidas cambian cuando se conocen y empiezan a salir.

Los protagonistas de este musical son Ryan Gosling y Emma Stone, que ya han trabajado juntos anteriormente y tienen muy buena química. Además, resulta que cantan muy bien, y en la mayoría de ocasiones lo hacen en directo (no se utilizan canciones pre-grabadas en un estudio). Al final de la entrada voy a dejar un par de las canciones para que vayáis preparándoos para la montaña rusa de emociones que os espera.

Y si hay algo que me ha gustado más que sus voces, son las canciones. De hecho, ya las tengo todas en spotify y es lo único que escucho estos días. Mis favoritas son 'The fools who dream', 'Start a fire' (que la canta John Legend), 'Someone in the crowd', 'Another day of sun'... bueno, me gustan todas. En cuanto a las coreografías, están a la altura de la película. Sobretodo me gusta el primer baile que hacen juntos los protagonistas, que me recuerda mucho a uno de los grandes clásicos de Hollywood, Singin' in the rain.

Uno de mis momentos favoritos es cuando Mia, el personaje de Stone, va a una audición en la que le piden que cuente una historia. Entonces empieza a contar una historia que pasa a ser una canción, y solo ves a Emma Stone quieta, sin moverse, pero utilizando todo el potencial de sus enormes ojos verdes. Su cara lo dice todo. Y yo me quedé inmóvil en el asiento, con la boca abierta y hechizado por la escena.

La la land es uno de los mejores musicales que he visto nunca, y diría que se ha convertido en mi favorito (que antes era Moulin Rouge). Es una película mágica que no te dejará indiferente, sino que te dejará con ganas de cantar, bailar y volver al cine a verla por segunda vez. De hecho, yo lo voy a hacer.



Por cierto, el pasado domingo (que es cuando fui a ver la película) se entregaron en Hollywood los famosos Globos de Oro. La la land estaba nominada a siete de ellos... ¡y se llevó los siete! De esta forma, batió el récord a la película con más Globos de Oro de la historia. La verdad es que se merecía todos y cada uno de los premios.

No os lo recomiendo, os lo ruego: ¡ID A VER LA PELÍCULA!