LA TEORÍA DEL TODO (2014)

04 febrero 2015

La teoría del todo es una película romántica y biográfica protagonizada por Eddie Redmayne y Felicity Jones, y dirigida por James Marsh. Está basada en el libro Travelling to Infinity: My life with Stephen (de Jane Wilde Hawking) y adaptada por Anthony McCarten.

Stephen Hawking es un joven físico que está preparando su doctorado cuando conoce a Jane Wilde, una joven estudiante de literatura de la cual se enamora y con la que se casa y tiene hijos. La película nos muestra el primer matrimonio del científico y los descubrimientos que realizó durante éste.

El primer sentimiento que experimentas, al principio de la película, es angustia. Una angustia producida por el desarrollo de la enfermedad de Stephen, llamada "enfermedad de la neurona motora". En principio, le pronostican una esperanza de vida de 2 años, y es entonces cuando Jane conmueve al espectador, insistiendo en seguir con Stephen (y, más tarde, casándose con él). En ese momento de la película me viene a la cabeza la famosa frase de "El amor puede con todo".

Una de las cosas que más me han gustado es el como los personajes afrontan los problemas de forma positiva. Por ejemplo, a Stephen le vemos sonreír durante toda la película. Aunque es indiscutible que estar rodeado de personas que te quieren ayuda mucho.                 

A mitad película, se empieza a notar el cansancio de Jane, lo difícil que le resulta cuidar de su marido. Es entonces cuando aparece Jonathan, profesor de coro y de piano, que acaba ayudando a Jane con Stephen. Este nuevo personaje será muy importante para Jane, pero las cosas se complicarán tras un empeoramiento de la condición de su marido.

Después de esto, la historia da un vuelco que yo, personalmente, no esperaba para nada. ¡Pero tendréis que descubrirlo por vuestra cuenta!

Ya al final de la película, y enfrente de una multitud, Stepehn da un mini discurso motivador sobre la vida. De éste, me gustaría destacar una frase que dice "Donde hay vida, hay esperanza".

La película me gustado mucho y tenía pensado ponerle un 8,5, pero después del final, acompañado por la canción instrumental "Arrival of the birds", he decidido ponerle un 9/10. Ha conseguido emocionarme.